Descalcificadores

¿Qué es la descalcificación?

Descalcificar consiste en eliminar a través de intercambios iónicos la dureza del agua debida al exceso de calcio y magnesio, que son los causantes de provocar incrustaciones en las instalaciones.

El agua pasa a través de un lecho de resina que, gracias a sus características químicas, se encarga de atraer y retener la cal sin alterar la característica de agua potable. Así pues, a diferencia de otros sistemas (imanes o electroimanes) la cal a la salida del tratamiento no existe.

 

Beneficios del agua sin cal o descalcificada

Ahorro en energía

La cal es un aislante térmico por lo que adherida a la pared del termo y a la resistencia de la lavadora y lavavajillas conlleva un exceso de consumo de energía para calentar el agua. Un milímetro de cal sobre estos calentadores representa un 16% de energía derrochada. El agua sin cal le repercutirá un importante ahorro energético.

 

Bienestar y confort 

La cal dejará de adherirse a los sanitarios que se utilizan para la higiene personal. Estos estarán brillantes y sin rastro de cal. También se mejorará el rendimiento de los jabones de la lavadora.

La piel quedará suave e hidratada porque no sufrirá la agresión de la cal. Además el agua sin cal aportará bienestar y frescura en su higiene.

 

Nueva gama de descalcificadores están dotados de la más alta tecnología y con un moderno diseño especialmente estudiado para cumplir con las exigencias previstas de las futuras normativas de los productos en contacto con el agua potable.

 

Consulta sin compromiso, nuestros precios.

Solicite más información:

Captcha:
5 + 13 =